Los cuatro errores más comunes al usar la tarjeta de crédito

Los cuatro errores más comunes al usar la tarjeta de crédito. Te contamos cuáles son y qué debe hacerse para evitar caer en ellos

Las tarjetas de crédito tienen multitud de ventajas, pero también algún que otro inconveniente que ya hemos destacado en alguna ocasión en nuestra página web. Sin embargo, a pesar de las características que dispone este método de pago, no siempre el usuario hace el mejor uso posible de la tarjeta de crédito, ya se por desconocimiento o por mala praxis a la hora de disponer de la línea de crédito. Hoy, vamos a tratar de señalar los cinco errores más comunes al usar la tarjeta de crédito.

errores más comunes al usar la tarjeta de crédito

Usar la tarjeta de crédito para todo

El uso de la tarjeta de crédito se ha vuelto tan popular que empieza poco a poco a rivalizar con el uso del dinero en efectivo. De hecho, a finales del mes de marzo, el Banco de España anunciaba que en 2016 se había pagado más con tarjeta de crédito en comercios que dinero en efectivo se había retirado de los cajeros. En concreto, hasta 124.406 millones de euros se desembolsaron con dinero de plástico, mientras que 118.275 millones de euros en efectivo fueron retirados de las sucursales.

Esto indica que la sociedad española está tendiendo a usar más la tarjeta de crédito en cualquier ámbito, y no solo para las grandes transacciones como se suele recomendar. Hacer un uso mayoritario de este método de pago puede hacer perder al usuario la perspectiva de cuánto dinero lleva desembolsado, y encontrarse con una desagradable sorpresa a final de mes, como un descubierto en su cuenta o la imposibilidad de hacer frente a toda la deuda contraída a final de mes. Es uno de los errores más comunes al usar la tarjeta de crédito.

No prestar atención al acumulado de la tarjeta de crédito

Más allá de hacer un uso excesivo de la tarjeta de crédito, otro error muy común es no revisar durante el mes el estado del acumulado que se lleva. No solo es necesaria esta acción para tomar conciencia del gasto que se está realizando, sino que muchas veces supone la herramienta de prevención perfecta para detectar transacciones fraudulentas o cobros indebidos. Tomando estas medidas se gana en seguridad.

Hoy en día, gracias a las plataformas digitales que disponen las entidades financieras, es sencillo consultar en cualquier momento el estado de la cuenta bancaria y de los productos financieros contratados. Ya sea a través del ordenador, tablet o smartphone, se puede estar informado al instante del estado actual de las finanzas propias de cada persona.

Comprar a plazos sin tener un ingreso futuro asegurado

La tarjeta de crédito es uno de los productos financieros más fáciles de adquirir, y mucha gente la usa como herramienta de financiación ante una determinada eventualidad. Muchas personas la usan, sin embargo, cayendo en el error de fraccionar posteriormente los pagos sin la certeza de recibir ingresos en los meses posteriores, y esta situación es tan peligrosa como frecuente. Esto supone otro de los errores más comunes al usar la tarjeta de crédito.

Tomar la decisión de fraccionar el pago de una compra en concreto o de todo el acumulado debe hacerse con la seguridad de que se podrá saldar la deuda en el periodo de tiempo marcado. Para ello, uno debe estar completamente seguro de que los ingresos que percibirá garantizarán el cumplir con la obligación, y que no habrá problemas en el futuro que puedan desencadenar en deudas desorbitadas.

No prestar atención a la fecha de corte y a la fecha límite de pago

En relación a los otros descuidos, no prestar atención a la fecha de corte y a la fecha de límite de pago de la tarjeta de crédito suele ser otro de los fallos más frecuentes entre los usuarios. El desconocimiento de estos dos datos puede desembocar en fallos de gestión muy graves que pueden desestabilizar las finanzas de cualquier persona.


Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*