Tarjetas de crédito sin cambiar de banco

Las tarjetas de crédito sin cambiar de banco permiten al usuario disponer de una línea de crédito sin para ello tener que abrir una nueva cuenta bancaria en otra entidad financiera diferente a la habitual. Este tipo de tarjetas de crédito, más allá de esto, tiene las mismas características que las tarjetas de crédito convencionales, ya que dispone de la posibilidad de transferir dinero a la cuenta corriente, aplazar las compras a final de mes o incluso fraccionar el pago de ciertas operaciones en cómodos plazos que se adapten a las necesidades del cliente.

Visa WiZink

Mejores Préstamos

Prestamo Creditea
Prestamo SolCredito

¿Cuáles son las características principales de las tarjetas de crédito sin cambiar de banco?

Las tarjetas de crédito sin cambiar de banco son una modalidad de tarjetas que tienen la cualidad de poder ser expedidas por la entidad emisora sin necesidad de que el cliente cambie de banco, evitando que con ello se contrate una nueva cuenta corriente y se traslade el dinero de un sitio a otro.

Esto otorga a estas tarjetas una ventaja clara con respecto a las demás, y es que pueden vincularse con cualquier cuenta corriente reduciendo mucho el papeleo habitual a la hora de contratar un producto financiero de estas características. De esta manera, el cliente puede seleccionar la tarjeta que más le convenga y más ventajas le preste sin cambiar de entidad financiera.

En los últimos tiempos, las tarjetas de crédito sin cambiar de banco han aumentado mucho su popularidad, pues cualquier persona que disponga de una gran cantidad de gastos y necesite otra tarjeta para financiar sus compras encuentras en este tipo de método de pago la solución perfecta a dicha necesidad.

Mejores tarjetas sin cambiar de banco

Ventajas de las tarjetas de crédito sin cambiar de banco

Varias son las ventajas que disponen las tarjetas sin cambiar de banco con respecto a las demás, y que las hacen deseables para una gran cantidad de clientes en la actualidad.

Formas de pago de las tarjetas sin cambiar de banco

 

Las tarjetas de crédito sin cambiar de banco disponen de diferentes formas de realizar el pago, siendo éstas idénticas a las de cualquier tarjeta de crédito estándar. Este tipo de plástico otorga a su portador una línea de crédito a usar que deberá devolverse en un periodo de tiempo determinado, que puede ser al principio del siguiente mes o en diferentes cuotas en varios meses posteriores.

¿Dónde conseguir una tarjeta de crédito sin cambiar de banco?

Normalmente, una de tarjeta de crédito puede conseguirse en cualquier sucursal bancaria de una entidad financiera. Sin embargo, las tarjetas de crédito sin cambiar de banco también destacan por solicitarse principalmente a través de Internet. Esto se debe a que una gran parte de los bancos que emiten este tipo de tarjetas concentran su actividad en el negocio online.

Además, hay dos tipos de emisores principales de las tarjetas sin cambiar de banco. Uno de ellos son, por supuesto, los bancos, mientras que el otro tipo de emisor son las grandes superficies, que cuentan con tarjetas para fidelizar al cliente con descuentos por adquirir productos y servicios en sus centros comerciales.

¿Cómo solicitar una tarjeta de crédito sin cambiar de banco?

Para solicitar una tarjeta de crédito sin cambiar de banco existen varias opciones, aunque la más rápida de todas ellas es, justamente, la petición de la misma a través de Internet. En Tarjetas-Online.net existen diferentes tarjetas de este tipo, con lo que es posible comparar, elegir y solicitar aquella tarjeta sin cambiar de banco que más se adapte a la necesidad del interesado. Sin embargo, hay más formas de realizar la solicitud:

Requisitos para pedir una tarjeta sin cambiar de banco

Las entidades emisoras, ya sean éstas bancos o grandes almacenes, tienen una serie de exigencias que hay que cumplir para poder conseguir una de las tarjetas de crédito sin cambiar de banco que ofertan. Como en todas las tarjetas, el requisito principal es justificar una serie de ingresos regulares para que el emisor tenga la seguridad de que el cliente será capaz de devolver todo el dinero empleado en la línea de crédito. A continuación, los requisitos habituales a la hora de adquirir una tarjeta de crédito sin cambiar de banco: