Cómo alquilar un piso de forma segura para que sea rentable

En este post te contamos cómo alquilar un piso para que le saques el máximo rendimiento y rentabilidad. Todos los aspectos que debes tener en cuenta, aquí.

¿Tienes un piso y estás pensando alquilarlo? Es probable que estés planteando comprar para alquilar, que tengas una segunda residencia apta para alquilar o que hayas realizado una inversión y hayas decidido que ponerlo en alquiler sería rentable. Pero, ¿cómo alquilar un piso de forma segura? ¿Cómo debe ser el piso ideal para sacarle el máximo rendimiento económico? En este post te lo contamos.

New Call-to-action

5 claves para comprar un piso y sacar rentabilidad

La última crisis económica provocó una fuerte bajada de los precios de los pisos de compra lo que provocó un aumento en la oferta (y también en la demanda) de pisos de alquiler. Pero es importante tener en cuenta que no cualquier piso sirve como proyecto de inversión. Igual que puedes encontrar una ganga en un piso de compra, pero que por diferentes motivos acabe no siendo rentable. O tardes demasiado en aprovechar esa rentabilidad porque la hipoteca se dispare.

Es decir, que tenga un precio barato no significa que sea apto para alquilar. Te damos algunos consejos clave para saber cómo alquilar un piso para aprovechar su rendimiento al máximo:

1 Selecciona el piso por zona

La zona es uno de los aspectos que marcan el precio de un piso, tanto de compra como de alquiler. Esto significa que dependiendo del perfil de inquilino que quieras, deberás comprar el piso en una zona u otra.

Para ello deberás estudiar las zonas de tu ciudad, tanto para averiguar qué tipo de perfil se mueve como para saber los puntos de mayor demanda.

Una vez elegida la zona, deberás comparar las distintas viviendas que haya a la venta, para así averiguar cuál tiene un precio ajustado y cuál no.

2 Conoce el perfil del inquilino

En relación al punto anterior, dependiendo del inquilino que quieras para tu piso de alquiler deberás elegir una zona que se adecue a su estilo de vida. Un estudiante, una familia numerosa o una pareja sin hijos tienen necesidades diferentes, así que estúdialas en función del perfil que quieras para tu piso de alquiler.

3 Estudia la solvencia del inquilino

Este punto podría estar en el apartado anterior, pero merece una mención especial. Es una preocupación muy normal en todos los arrendadores el hecho de saber si el inquilino tiene solvencia para hacer frente a los pagos, todos los meses, durante todos los años que dure el contrato.

Para ello, lo habitual es pedir información económica, como el contrato actual de trabajo, las últimas nóminas o incluso la declaración de la renta. Incluso puedes pedir un estudio de solvencia a alguna empresa que se dedique a ello.

4 Valora la posibilidad de hacer reformas y calcula amortización

Para saber cómo alquilar un piso debes tener en cuenta que no todo lo barato es rentable. Es posible que encuentres un piso muy bien de precio pero que requiere una reforma integral, cambiar la instalación eléctrica, cambiar suelos, puertas… Así, valora el tipo de reforma que debes hacer, cuánto costará y en cuánto tiempo puedes tener esa inversión amortizada.

5 Calcula todos los gastos anuales que conllevaría

Hay ciertos gastos secundarios que, aunque no aparecen en el momento de venta, pueden significar miles de euros al año. Se trata de gastos como impuestos (IBI, por ejemplo), comunidad de vecinos o ciertas reparaciones antes de adquirir un piso para alquilar.

¿Qué son las agencias de alquiler seguro?

Las agencias de alquiler seguro son empresas especializadas en la gestión de alquiler de viviendas, garantizando la seguridad y tranquilidad a los arrendadores. Ofrecen asesoramiento comercial y legal, tanto al propietario como al inquilino.

Si hay algún problema o malentendido, será la agencia la encargada de resolverlo, ofreciendo solución a las dos partes del contrato. También ofrecen garantías frente a los posibles impagos que pueda haber durante el contrato. Te contamos algunos pros y contras de estas agencias:

Ventajas

  • Realizan un proceso de selección de inquilino para justificar su solvencia.
  • Ofrecen asesoramiento para la elaboración y firma del contrato de alquiler.
  • Transmiten mayor confianza al inquilino a la hora de ofrecer sus datos laborales y fiscales.
  • Todo el proceso de alquiler lo realiza la agencia, por lo que el propietario no debe preocuparse por toda la burocracia que supone.

Inconvenientes

  • Tiene un coste, por lo que es otro gasto a tener en cuenta a la hora de alquilar.
  • También tiene un coste para el inquilino: normalmente se paga una fianza más los honorarios de la agencia. Según sus ingresos puede que acabe declinando la oferta.
  • El proceso de selección de un inquilino puede retrasar el proceso.

Si sabes cuándo, dónde y cómo alquilar un piso estarás invirtiendo en algo muy rentable. Porque, como decimos, no se trata solo de encontrar una ganga, sino de valorar otros muchos aspectos a corto y largo plazo para poder sacarle la máxima rentabilidad a tu dinero.

New Call-to-action