El crowdfunding y sus características

¿Qué es el crowdfunding? Descúbrelo todo sobre el corwdfunding y sus características, y cómo realizar un corwdfunding. Todas las claves.

No son pocos los casos de proyectos conocidos que han podido salir adelante gracias al llamado crowdfunding en plataformas de muy diversa índole a través de Internet. Encontramos entre ellos el famoso reloj Pebble, la videoconsola para juegos basada en Android cuyo nombre era Ouya o las propias gafas de realidad virtual Oculus Rift, cuya propiedad más tarde pasó a ser del gigante de las redes sociales Facebook. Ejemplos varios de que una idea atractiva y vendida de la forma correcta puede contar con el apoyo de un sector muy amplio de gente interesada que permita sacarla adelante sin necesidad de recurrir a la financiación más tradicional.

crowdfunding

Qué es el crowdfunding y sus características

Justo de aquí podríamos extraer la definición de crowdfunding como mecanismo de difusión por parte del interesado de un proyecto en concreto con vistas a poder financiarlo de forma mancomunada por parte de acreedores independientes. Ésto tienen motivaciones ajenas a un retorno de inversión económico y aportan su grano de arena a que se lleve a cabo dicho propósito simplemente por simpatía o por algún incentivo en forma del producto que se trata de crear (por ejemplo) dentro de la conformación del negocio.

El origen de esta forma de financiación vendría dado por las donaciones. Muchos son los que hoy en día apartan al crowdfunding del término financiación cuando se lleva a cabo una clasificación en este sentido, pues no hay una recompensa económica detrás de esta acción. Además, muchas de las plataformas que hoy en día surgen como punto de reunión para que emprendedores y mecenas unan intereses (como es el caso de Kickstarter) devuelven a los inversores su aportación económica en caso de que no se haya alcanzado el capital mínimo en un determinado periodo de tiempo para que dé comienzo el proyecto.

Ejemplos de crowdfunding

Así pues, encontramos ejemplos anteriores a que Internet y las redes sociales dieran un empuje importante. Tanto la música como el cine han sido muy proclives a este recurso, dado que las artes cuentan ya de por sí con un beneficio directo al mecenas en cuanto a la contemplación de la obra. Por ejemplo, el grupo de rock transgresivo Extremoduro logró financiar su primer disco mediante este modelo, algo que les permitió en 1989 trasladarse a Madrid y poder grabar el que a posteriori fue un disco que cosechó gran éxito en el país. Algo similar ocurrió con el grupo británico Marillion, cuando en 1997 sus fans llegaron a financiar su gira por Estados Unidos.

En el cine, los franceses Guillaume Colboc y Pommeraud Benjamin financiaron a través de las donaciones cosechadas por Internet su película Demain la Veille en el año 2004. En España encontramos otro ejemplo con el largometraje Los amores difíciles de la directora Lucina Gil, encargada de llevar adelante el proyecto y ganadora de un premio Goya por dicho proyecto. También algunos documentales han encontrado en el crowdfunding un buen aliado, como es el caso de Durazno de origen latinoamericano.

Cómo realizar un crowdfunding

  1. Publicación de la propuesta de negocio en una plataforma: como hemos dicho anteriormente, es necesario encontrar un punto de reunión para el emprendedor y el potencial interesado en hacer de mecenas del proyecto. Cuando se desembarca en una de estas plataformas hay que desgranar en ellas en primer lugar la meta económica que se necesita alcanzar, así como también los incentivos en forma de recompensa para cada tipo de aportación económica que se vaya a llevar a cabo.
  2. Difusión del proyecto: si la financiación llega de manos de inversores no conocidos, uno de los objetivos principales es realizar la mayor difusión posible. Los canales de información que estén especializados en el sector en el que se mueve nuestra idea de negocio son los lugares ideales. Tener una fuerte presencia en redes sociales puede, además, generar la comunidad suficiente para motivar las donaciones al proyecto.
  3. Recaudación: una vez concluido el periodo de tiempo establecido para que las donaciones puedan alcanzar el el objetivo económico planteado, si se ha conseguido llegar a la meta la transferencia será cuestión de muy poco tiempo, pudiendo a partir de entonces realizar el proyecto y poder ir devolviendo a los inversores los incentivos prometidos. En cambio, si no se ha llegado al objetivo, el dinero se devuelve, pudiendo más adelante volver a plantear la acción de crowdfunding modificando la propuesta lo suficiente.

La ventaja más destacada de este método de financiación no es otra que la posibilidad de poder sacar adelante un proyecto que los métodos tradicionales no apoyarían por ser más osado, arriesgado o innovador. Además, no se está ligado a un préstamo, aunque sí se adquiere el compromiso de compensar al inversor con aquello que se le haya prometido durante el planteamiento de la propuesta en la plataforma elegida. La desventaja está clara, y es la dificultad de que un gran espectro de gente de forma aparentemente desinteresada apueste por la idea. Se necesita que la idea impacte, atraiga y, además, se pueda difundir ampliamente por los canales de información más importantes del país.