¿Por qué el banco rechaza mi solicitud de una tarjeta de crédito?

Todas las claves, explicaciones y razones por las que no te conceden una tarjeta de crédito. Todo lo que debes saber para solucionar este problema.

La tarjeta de crédito es uno de los productos financieros más fáciles de adquirir, por eso supone un problema cuando nos deniegan la solicitud. ¿Por qué el banco no me concede la tarjeta de crédito? ¿Qué puedo hacer para que la entidad financiera me la conceda? A continuación, los motivos y razones que impiden disponer de este método de pago:

Porque no me conceden una tarjeta de credito

Ausencia de documentación necesaria

Una de las causas más comunes y más sencillas de solucionar. Es muy posible que en el proceso de solicitud el banco pida documentos para acreditar que se cumplen los requisitos. Si esta información no se entrega no se podrá seguir adelante con la contratación. Incluso es posible que en algún punto del proceso no se haya completado bien la solicitud, con lo que sería un impedimento para que se acabara otorgando el producto financiero.

Pocos ingresos

Aunque hemos comentado que los bancos exigen poco para conceder una tarjeta de crédito, lo cierto es que si algo piden es una justificación mínima de ciertos ingresos mensuales que respalden de alguna manera lo que uno pueda adquirir con la línea de crédito de la tarjeta. De esta forma, la entidad financiera puede conocer los riesgos que asume a la hora de otorgar este producto financiero. Demostrar que se gana dinero de forma regular cada mes será fundamental para la consecución de este objetivo.

Endeudamiento excesivo

Dentro del estudio que la entidad financiera hace de cada individuo, el análisis de las deudas que acumula fundamental. Un banco no concederá nunca una línea de crédito a una persona que sobrepase su capacidad de endeudamiento. Si el historial de deudas de esa persona es amplio y las cuantías superan por mucho al dinero que se gana cada mes, lo más probable es que finalmente la petición de la tarjeta de crédito sea rechazada.

Estar en la lista de la ASNEF

Antes que nada, antes incluso que ver los ingresos que uno dispone o la deuda total que puede acumular en el propio banco o en otros, la entidad financiera buscará en la ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito) si el nombre del interesado aparece dentro de la lista de ficheros de morosos. Si esto ocurre, las posibilidades de conseguir la tarjeta de crédito se reducen a la más mínima expresión. Será imposible conseguir el producto financiero si antes no desaparece el nombre de ese desdichado listado.

Vinculación escasa con la entidad financiera

A pesar de que la gran mayoría de los bancos disponen de herramientas lo suficientemente avanzadas para conocer nuestro historial y comportamiento en aspectos financieros, es bastante probable que solicitar una tarjeta de crédito en una entidad financiera en la que se lleva poco tiempo pueda no acabar desembocando en el resultado deseado. Esto se debe a dos razones , siendo la primera la falta de información que el banco tiene del cliente. Cuanto más tiempo esté uno dentro del mismo, haya aportado ingresos y haya cumplido con sus obligaciones, más posibilidades hay de que la entidad entienda que el riesgo es muy bajo a la hora de otorgar este producto financiero. El segundo motivo es la vinculación, una exigencia que existe en muchas entidades financieras. Esto se logra domiciliando la nómina en el banco o contratando otros productos, como seguros de vida o de viajes.

En el caso que este sea el motivo principal por el que se deniega la solicitud, en Tarjetas-Online.net recomendados la solución de optar por alguna de las opciones que existen para solicitar una tarjeta de crédito sin cambiar de banco. En estas financieras este obstáculo se salva fácilmente al ser una de las características principales de su producto.