¿Qué tipos de interés hay en una tarjeta de crédito?

¿Qué tipos de interés hay en una tarjeta de crédito? Te contamos todos los detalles de los más importantes y frecuentes en este método de pago

Cuando una persona se enfrenta a la decisión de tener que elegir entre varias tarjetas de crédito, los intereses que haya en cada una de ellas acaba siendo uno de los motivos más importantes a la hora escoger la correcta. Sin embargo, en muchas ocasiones no se conoce qué tipos de interés hay en una tarjeta de crédito, con lo que resulta más difícil hacer la elección si esto ocurre. Hoy, en Tarjetas-Online.net, vamos a tratar de poner algo de luz a todo este asunto, enumerando qué tipos de interés hay en una tarjeta de crédito y que se puede encontrar cada persona tras hacer su selección.

tipos de interés hay en una tarjeta de crédito

Interés por disposición de efectivo

Una de las características más importantes que dispone una tarjeta de crédito es la posibilidad de retirar dinero en efectivo del cajero a cuenta de crédito. Gracias a esta posibilidad, cualquier persona puede disponer de efectivo al instante a pesar de que en su cuenta corriente no tenga el dinero necesario para realizar dicha acción. Sin embargo, en muchas entidades financieras, retirar efectivo mediante este método acarrea la aparición del interés por disposición de efectivo. Este tipo de interés puede ser el mismo que se se establece por pago aplazado, y empieza a correr desde el mismo momento en el que se realiza la operación hasta que se devuelva la totalidad del dinero adelantado.

Es importante observar qué ofrece cada tarjeta de crédito en este punto. Hay algunas que no cuentan con este tipo de interés, y que permiten sacar dinero en efectivo del cajero a cuenta de crédito hasta devolverlo en un plazo determinado de tiempo sin ningún coste extra. Sin embargo, si existe el interés por disposición de efectivo, hay que prestar atención al TAE que aparece en el contrato para saber anticipadamente qué costes generará tener que recurrir a esta posibilidad.

Interés por pago aplazado

Seguramente, es el tipo de interés más conocido relacionado con la tarjeta de crédito. Una de las características principales de este método de pago es que sirve como instrumento de financiación. De esta manera, cualquier persona en propiedad de una tarjeta de crédito puede tomar la decisión de aplazar el pago de una compra en concreto o del conjunto de las realizadas en todo un mes. Cuando se toma esta decisión, el tipo de interés por pago aplazado entra en juego, y hay que fijarse si el tipo está fijado en términos mensuales o anuales.

Si el objetivo a la hora de adquirir la tarjeta de crédito sobre todo es el de la financiación, de nuevo, observar el TAE es fundamental a la hora de decantarse por una tarjeta de crédito o por otra. El TAE incluye el tipo de interés nominal anual, además del efecto sobre el coste de la operación que se cobra mensualmente. El TAE debe aparecer siempre de forma obligada en el contrato mediante el que se adquiere la tarjeta de crédito.

Interés por demora a la hora de realizar el pago

Cuando uno se pregunta qué tipos de interés hay en una tarjeta de crédito, los de demora son uno de los más problemáticos. De la misma forma que sucede con cualquier tipo de crédito o préstamo, no pagar a tiempo la deuda contraída conlleva asumir unos intereses mucho más elevados que los habituales. En las tarjetas de crédito pasa igual, y en el contrato vendrá especificado de qué manera esos interés de demora en el pago pueden suponer un problema en el caso de verse uno en dicha situación. Además, se deberá especificar a partir de qué día empiezan a aplicarse tras incurrir en el impago.

Interés por superar el límite de crédito

Cualquier tarjeta de crédito dispone de un límite en su línea de crédito que marca la cantidad de dinero disponible cada mes. En caso de superarse, el banco actúa de dos maneras diferentes: o bien rechaza todas las operaciones que se hagan a partir de dicho punto, o permite su uso pero decide que el cliente está creando una deuda en ese mismo momento con la entidad.

No llevar bien la cuenta de lo que estamos gastando en la tarjeta de crédito o necesitar superar el límite hace que se tenga un descubierto en la cuenta de crédito. De esta manera, además de asumir la deuda sobre el importe retirado, se están pagando comisiones extras por realizar dicha acción. Sin duda, uno de los puntos más conflictivos que responde a la pregunta sobre qué tipos de interés hay en una tarjeta de crédito.