Me quiero ir de casa pero no tengo ahorros… ¿cómo lo hago?

Me quiero ir de casa pero no tengo ahorros… ¿cómo lo hago?

“Me quiero ir de casa, pero no me lo puedo permitir”

Es una frase muy habitual entre los jóvenes. La odisea para encontrar un trabajo que te permita vivir por tí mismo ha causado que cada vez sea más difícil abandonar el nido. Pero si independizarte es ahora una de tus prioridades, te damos unos consejos para que lo hagas de la mejor forma posible

New Call-to-action

Independizarse sin dinero: ¿cómo?

Antes de dar el paso, lo primero que debes plantearte es si realmente quieres irte de casa. Vivir fuera de casa de tus padres puede sonar muy liberador, pero debes ser consciente de que no todo es un camino de rosas. Independizarse implica ser responsable de tu propia economía, de las tareas domésticas, y hacer frente a todos los problemas que se te presenten así que, ¡piénsalo bien!

¿Ya te sientes seguro? Entonces, apúntate estos tips:

  1. Encuentra un trabajo

Es habitual que las personas se marchen de casa y vuelvan rápidamente a casa de sus padres por no ser capaz de mantenerse económicamente. Si no quieres que esto te ocurra, tu prioridad antes de irte debe ser encontrar un trabajo con el que puedas hacer frente a todos tus gastos. 

Páginas de búsqueda de empleo, planes de empleo juvenil… Explota todas las vías posibles y, sobretodo, ¡mucha perseverancia! 

  1. Calcula tus gastos

Para no tener sorpresas y no llegar a fin de mes con la soga al cuello, debes hacer una planificación de tus gastos fijos y variables. De este modo, sabrás cuánto dinero necesitas mensualmente para subsistir. 

Ten en cuenta que el alquiler no debería de suponer más del 30% de lo que ganas, así que piensa en ello en el momento de buscar piso. 

  1. Sé independiente de verdad

Si te vas de casa, debes irte en todos los sentidos. Necesitas dejar de ver a tu familia como un respaldo económico que te va a salvar cuando lo necesites, ya que sino nunca te despegaras del todo. 

Aunque pueda darte un poco de respeto, olvidarte de tu familia en este sentido es lo que te hará espabilar, aprender a valerte por tí mismo y empezar a labrar tu futuro. 

  1. Fíjate objetivos 

Con todo lo dicho hasta ahora, parece que independizarte te va a traer más problemas que ventajas. Por ello, es importante que te fijes objetivos a corto, medio y largo plazo para continuar motivado

A corto plazo tu objetivo será encontrar una habitación con unos buenos compañeros de piso y un trabajo que te permita subsistir; a medio, cuando ya estés establecido, comprar muebles y decorar tu habitación; y a largo, quizás un buen trabajo y establecerte por tu cuenta o con tu pareja.

Me quiero ir de casa

Pero yo quiero marcharme ya, ¿cómo lo hago?

Aunque lo más recomendable es que no te independices hasta que consigas un trabajo, si te encuentras en un apuro y necesitas marcharte ya, tienes la opción de pedir un préstamo o crédito al instante

  • Préstamo: es una cuantía de dinero íntegra que disfrutamos en su totalidad y que tendrá que devolverse en el tiempo y plazos acordados juntamente a las comisiones o intereses. Por ejemplo, si pides un préstamo de 1000 euros, tanto si disfrutas de todo o una parte del dinero, tendrás que retornar las comisiones correspondientes de toda la cuantía. 
  • Crédito: a diferencia del préstamo, el crédito da la opción de retirar únicamente una parte de la cantidad de dinero solicitado. De este modo, sólo disfrutamos de la porción exacta que necesitamos y tendremos que devolver el interés que corresponde a esa pequeña parte y no al total. Volviendo al ejemplo del anterior punto, si en este caso solicitamos un crédito de 1000 euros al instante, aunque tengas disponible en el banco todo el dinero, si finalmente sólo necesitas 700 euros y esa es la cantidad que gastas, los intereses a devolver sólo serán de esa parte.  

Los créditos o préstamos pueden ser proporcionados por bancos, prestamistas privados, plataformas de crowdlending o compañías privadas

¡Y esto sería todo! Esperamos que después de leernos se hayan despejado un poco tus dudas y tengas más claros los pasos a dar parte irte de casa. Recuerda que lo más importante es fijar claramente los pasos que vas a dar y asesorarte de todas las opciones económicas que tienes para poder dar el salto

Si necesitas más información o estás pensando en pedir un crédito, contacta con nosotros. Nuestro equipo estará encantado de ayudarte a empezar esta nueva etapa. 

New Call-to-action