Las mejores tarjetas para comprar por Internet

¿Buscas una tarjeta para comprar por Internet de forma segura? Aquí encontrarás las mejores tarjetas para poder realizar tus compras online sin problemas

Comprar por Internet es una de las acciones más habituales en el día a día de muchas personas en nuestro país. Por ello, es fundamental saber cuáles son las mejores tarjetas para comprar por Internet, pues suponen la herramienta principal que permite llevar a cabo dicha acción.

Y es que hasta el 80% de los españoles afirma que compra por Internet al menos una vez al año. Este importante porcentaje extraído del estudio realizado por EmpathyBroker evidencia la relevancia de las compras online en nuestro país en los últimos tiempos, pero también la importancia de hacer las compras en las mejores condiciones posibles.

Por todo ello, a lo largo de este texto podrás descubrir las mejores tarjetas para comprar por Internet y que, generalmente, son aquellas que podemos encontrar dentro de las tarjetas prepago y tarjetas de débito.

mejores tarjetas comprar internet

Las 7 mejores tarjetas para comprar por Internet

A continuación te presentamos un ranking con las mejores tarjetetas para comprar por Internet que hay ahora mismo en España:

  1. Tarjeta Prepago Antes BBVA: Estamos ante una de las tarjetas prepago más elegidas a la hora de poder hacer compras a través de Internet, aunque para conseguirla es necesario ser cliente del BBVA. Esta tarjeta no dispone de ningún tipo de cuota anual y cuenta con un seguro ante atracos en cajeros. Puede ser usada recargando en cajeros o por teléfono la cantidad de dinero justa para comprar lo que se desee, siendo esta forma de uso la manera ideal para proteger tu dinero al comprar por Internet. La cantidad mínima a la hora de recargar la tarjeta es de 6 €, mientras que la máxima asciende hasta los 3.000 €.
  2. Tarjeta Bnext: Esta tarjeta es una de las mejores a la hora de pagar en el extranjero, pero también lo es como tarjeta para comprar online. Se trata de una tarjeta prepago totalmente gratuita, y que no exige a su solicitante cambiar de banco. Además, su proceso de solicitud es muy rápido, y en 48 horas es posible tener la tarjeta en casa. Permite disponer de un tipo de cambio sin comisiones de hasta 2.000 €. También es posible retirar dinero del cajero gratis hasta tres veces al mes con un límite de 500 € en total.
  3. Tarjeta VISA Prepago MoneyToWeb: Una de las mejores opciones para comprar por Internet la ofrece MoneyToPay. Con la tarjeta MoneyToWeb se disponen de todas las medidas de seguridad para operar de forma online, sin contar en ningún caso con costes añadidos de emisión o mantenimiento. Al año pueden recargarse hasta un total de 2.500 €, siendo ampliable esta cifra hasta los 10.000 €.
  4. Tarjeta prepago de Banco Sabadell: Banco Sabadell ofrece también su opción para poder comprar de forma segura por Internet con esta tarjeta prepago. En este caso, es necesario ser cliente de la entidad. Para poder empezar a utilizarla la recarga mínima que pide el banco es de 15 €. Esta tarjeta puede solicitarse de forma anónima o incluso para regalo.
  5. Tarjeta Revolut: Al igual que Bnext, esta tarjeta también es una buena opción a la hora de viajar, pero también cuando se quieren hacer compras a través de Internet. Sin embargo, sí es necesario abrirse una cuenta en en Revolut para poder hacer uso de la misma. Con esta tarjeta se pueden retirar hasta 200 € al mes de cajeros sin coste añadido, siendo después la comisión del 2%. Dependiendo de la modalidad de contratación, el coste mensual de la tarjeta puede variar entre los 6,99 € y los 12,99 € al mes.
  6. VIABUY Mastercard Prepago: Esta tarjeta es una de las más conocidas dentro de la tipología de prepago, y cuenta con las garantías necesarias para poder comprar por ella online. En este caso nos encontramos con un coste de emisión de 89,80 €, una cuota anual de 19,90 € y de renovación de 29,90 €. VIABUY Mastercard Prepago puede ser solicitada por cualquier persona, sin importar que esté en ASNEF o sin justificación de ingresos. En 24 horas después de la solicitud se puede tener esta tarjeta en casa.
  7. Tarjeta Prepago Open Young: Openbank ofrece esta tarjeta prepago para que sus clientes puedan comprar con todas las garantías posibles a través de Internet. Por ello, esta tarjeta sólo puede ser adquirida teniendo contratada también una cuenta corriente con la entidad. No dispone de comisiones y puede recargarse por un importe máximo de 1.000 €. La app permite gestionar la tarjeta para el control parental y, además, ofrece distintos descuentos.

¿Cómo funcionan estas tarjetas?

Como hemos comentado al principio del texto, estas tarjetas son tarjetas prepago, con lo que es necesario recargarlas previamente antes de poder usarlas. Ni se nutren de una línea de crédito (como las tarjetas de crédito), ni de la cuenta bancaria (tarjetas de débito).

Y aquí está justamente su condición de mejores tarjetas para comprar por Internet, pues el usuario en todo momento controla la cantidad de dinero que tiene la tarjeta. Una vez se ha gastado todo el dinero que hay en la misma no se puede volver a usar al menos que se vuelva a recargar.

En el caso de comprar por Internet, será necesario tener siempre cerca el CVV, pues el dígito de seguridad que se suele solicitar en la gran mayoría de transacciones online. Aunque la tarjeta prepago sea virtual, ésta dispondrá siempre del CVV correspondiente asociado.

Ventajas e inconvenientes de las tarjetas para comprar online

Como en todo producto de crédito, existen ventajas e inconvenientes que es necesario conocer de cara a poder hacer la mejor elección posible de la tarjeta de crédito para comprar por Internet:

Ventajas

La ventaja principal de las tarjetas para comprar a través de Internet es su naturaleza como tarjetas prepago. Esta condición favorece que el usuario pueda llevar a cabo las compras online de manera totalmente segura. Esto se debe a que el usuario será siempre el que nutra de dinero a la tarjeta, con lo que ésta nunca tendrá más dinero que el estrictamente necesario para realizar la compra que se tenga en mente. Incluso en el caso de que se produzca un robo de los datos de la tarjeta, el riesgo de que sustraigan una gran cantidad de dinero será pequeño, pues la tarjeta no debería tener nunca más dinero que el estrictamente necesario para las compras que se quieren realizar.

La segunda gran ventaja tiene un componente más psicológico, y es que las tarjetas prepago para comprar por Internet impiden que se lleven a cabo compras compulsivas. Con una tarjeta de crédito, una compra compulsiva se acaba realizando. Sin embargo, con una prepago no, ya que el usuario deberá ingresar dinero en la tarjeta antes de proceder a la compra. Un proceso que ayuda a evitar compras compulsivas que, en ocasiones, no son útiles para el consumidor.

Inconvenientes

Aunque parezca una contradicción con respecto a la última ventaja, uno de los inconvenientes más importantes de estas tarjetas es que, generalmente, no puedes pagar con ellas una compra de manera inmediata. Si necesitas comprar algo urgentemente y la tarjeta prepago no tiene saldo en su cuenta, puedes tener un problema, porque vas a necesitar previamente haberla recargado. Eso con las tarjetas de crédito no ocurre, pues con la línea de crédito es posible adquirir cualquier producto que entre dentro del límite de la propia tarjeta.