¿Todas las notificaciones de Hacienda son malas? Te contamos los tipos de notificaciones que puedes recibir

¿Todas las notificaciones de Hacienda son malas? En este post te contamos los tipos de notificaciones que puedes recibir y cómo actuar.

Todas las notificaciones de Hacienda son malas" alt="portada">

Es posible que si recibes una notificación de Hacienda no pienses en positivo. El pensamiento habitual es “¿qué he hecho mal en la declaración?” o “seguro que es para cobrarme algo”. Pero es importante que sepas que no todas las notificaciones de Hacienda son malas. Vamos a mostrarte los tipos de notificaciones que puedes recibir.

New Call-to-action

Listado de las notificaciones que puedes recibir de Hacienda: no todas las notificaciones son malas.

Por norma general, Hacienda puede contactarte por dos razones:

  • Por una gestión tributaria, que es una comprobación limitada de los impuestos.
  • Por una inspección, que es una comprobación a fondo de los impuestos.

Estas son las comprobaciones a las que se refieren casi todas las notificaciones de Hacienda, por lo que, si recibes una notificación, será por uno de estos motivos. Como verás a continuación, no todas las notificaciones de Hacienda son malas, estos son los diferentes tipos que te puedes encontrar:

Carta comunicativa

Esta notificación es simplemente un comunicado de Hacienda y no requiere respuesta por parte de la persona que la recibe. Solo debes firmar cuando la recibes, para que Hacienda sepa que la notificación se ha entregado. Si rechazas la entrega, la notificación se publicará en el BOE correspondiente.

Si recibes una notificación como esta y no entiendes el contenido, lo mejor es pedir asesoramiento.

Comprobación limitada

Es una comprobación que Hacienda quiere hacer sobre alguna transacción o cuenta de la persona que recibe la notificación. Aquello que se solicite a través de esta notificación, debe ser entregado antes de que expire el tiempo indicado por Hacienda. Existen 3 tipos de notificación de este tipo:

  • Notificación de requerimiento. Hacienda pide algún documento a la persona que recibe la notificación, ya que ha detectado algún dato que no coincide con lo indicado por la persona. Deberás entregar la documentación requerida para demostrar que Hacienda se equivoca.
  • Notificación de propuesta de liquidación. Hacienda avisa que hará una modificación en alguna declaración presentada por la persona que recibe la notificación. Si no estás de acuerdo, puedes presentar alegaciones dentro del plazo establecido.
  • Notificación de resolución del procedimiento. Es la comunicación final de las dos anteriores. Tras responder cualquiera de los dos tipos de notificación recibidas, Hacienda envía la resolución final al caso. Si no estás de acuerdo, puedes recurrir.

Providencia de apremio

Esta notificación se recibe si existe una deuda con Hacienda. Es el procedimiento para cobrar la deuda cuando ha terminado el plazo de pago voluntario. Si recibes esta notificación, debes saber que la deuda llevará un recargo, e intereses por el retraso del pago.

Notificación de diligencias de embargo

Con esta notificación Hacienda pide información a la persona requerida sobre un importe que adeuda a un proveedor. Con ello, Hacienda exige el pago de las deudas vencidas desde la fecha indicada en la comunicación. La persona solo deberá ingresar lo que debe a su proveedor. Es muy importante actuar al recibir esta notificación, ya que no hacerlo puede tener graves consecuencias.

Notificación de inicio de investigación: inspección fiscal

Esta es una de las notificaciones más temidas, ya que indica el inicio de una revisión de la documentación vinculada con Hacienda. Puede originarse de manera aleatoria, o en caso que  existan dudas sobre la declaración. 

Se deberá presentar la documentación requerida, para que se pueda verificar que todo está en regla. Tras aportar la documentación se tramita una diligencia, en la cual la inspección revisará el caso y concluirá la situación, notificándose a la persona afectada.

Notificación de expediente sancionador

Esta notificación se recibe por email e indica que la persona ha cometido una infracción no justificada. En el mensaje se indica toda la información sobre el expediente sancionador. La sanción no es definitiva, por lo que la persona puede defenderse aportando la documentación que corresponda.

New Call-to-action

Ya has visto que, a pesar de que recibir una notificación de Hacienda no es agradable, no todas las notificaciones de Hacienda son malas. Alguna es meramente informativa, o solo requiere  algún documento que falta o no concuerda. Y recuerda, si lo necesitas, busca asesoramiento para este tipo de notificaciones.