Ahorro energético: 11 claves para ahorrar energía en casa

¿Sabes cómo ahorrar energía en casa? En esta clave te contamos 11 claves de ahorro energético que te ayudarán a ahorrar energía.

ahorro energetico" alt="portada">

Ahorro energético: 11 claves para ahorrar electricidad

Una de las formas para empezar a ahorrar en casa es, naturalmente, conseguir reducir tus facturas de luz, agua y gas.

New Call-to-action

A continuación te damos los mejores consejos de ahorro energético para ahorrar energía mientras, a la vez, contribuyes a un uso más sostenible y responsable de los recursos de nuestro planeta:

  1. ¡Apaga el grifo!

    ¡Apaga el grifo!: El agua es, sin duda, nuestro bien más preciado. Reduce el caudal siempre que puedas, cierra el grifo mientras te lavas los dientes y recuerda que la OMS recomienda que las duchas no duren más de cinco minutos. Deja los baños para días MUY especiales y, sobre todo, no uses el inodoro de papelera: tira de la cadena sólo cuando sea estrictamente necesario. ¿O de verdad vale la pena malgastar 10 litros de agua por un simple pañuelo de papel?

  2. Pásate al led

    ¿Sabías que una bombilla led puede durar hasta cinco veces más que una normal, y además su consumo es mucho menor? De media, en un hogar se pueden llegar a ahorrar 250 euros al año en la factura de la luz con este simple gesto. 

  3. Desenchufa tus electrodomésticos

    Y cuando decimos “desenchufar”, queremos decir “desenchufar”, no “dejar en stand-by”. Es importante tenerlo en cuenta, ya que en este modo siguen consumiendo. Los cargadores del teléfono o el portátil también gastan energía aunque no tengan el aparato conectado. ¿Un consejo? Compra regletas con interruptor y apágalas siempre que no las uses. Esta costumbre tan sencilla te permitirá ahorrar hasta un 15% en tu factura. Si tienes que renovar algún aparato eléctrico, recuerda que los electrodomésticos inteligentes pueden ayudarte a ahorrar mucha energía.

  4. Usa ventiladores de techo

    Tanto en invierno, como en verano, un ventilador de techo puede ser tu mejor aliado para mantener la temperatura óptima en tu hogar. Consume muchísimo menos que un aire acondicionado y te permitirá reducir hasta 25 euros mensuales la factura de la luz. 

  5. Instala un termostato en casa

    Así conseguirás regular la temperatura por horas y mantenerla apagada o al mínimo cuando estáis fuera o durmiendo. Se recomienda que la temperatura no sobrepase los 20ºC, ¡aumentarla un sólo grado puede encarecer un 10% tu factura!

  6. Controla tu gasto con un medidor de consumo

    Tal y como sucede con los gastos económicos, si decides controlar tu gasto energético y ser consciente de lo que te cuestan tus decisiones, llegarás a reducir hasta un 25% las facturas de gas y electricidad. 

  7. Aprovecha el agua de la lluvia para regar

    Este consejo tiene doble valor, ya que no solamente reducirás tu consumo de agua, sino que tus plantas te lo agradecerán creciendo más fuertes y brillantes. El agua de lluvia es agua pura, está altamente oxigenada y no contiene ningún tipo de cal o tratamiento químico que pueda alterar la salud de tus plantas. 

  8. Lava con agua fría

    El 90% de la energía que consume tu lavadora va a calentar el agua. Muchas asociaciones de consumo están empezando a recomendar lavar la ropa a menos de 30ºC, pues solamente aporta beneficios y, hoy en día, los detergentes son igual de efectivos que en agua caliente. Además, tu ropa se mantendrá más cuidada y no contribuirás a llenar el océano de microfibras. Y recuerda, ¡la carga, siempre completa!

  9. Evita la secadora por encima de todo

    Hay algunos electrodomésticos conocidos por ser verdaderos “vampiros” de electricidad. La secadora es uno de ellos, sumando hasta un 30% en tu factura de la luz si la usas habitualmente. Tiende tu ropa al sol siempre que puedas y disfruta de usar un recurso natural ilimitado y… ¡gratis!

  10. Horno vs. microondas

    Otro de los electrodomésticos más derrochadores es el horno. Usar el microondas en vez del horno para calentar algo puede llegar a ahorrarte un 70% de energía por dos motivos: la rapidez del primero y su menor potencia eléctrica. 

  11. No abras el frigorífico

    No abras el frigorífico: no lo hagas si no es imprescindible. La cantidad de energía que escapa cada vez que abres esa puerta hará que el consumo ascienda un 20%. Recuerda también no introducir comida caliente en la nevera y esperar a que esté a temperatura ambiente, y que se recomienda mantener su interior a 5ºC. 

New Call-to-action

Esperamos que estos consejos de ahorro energético te hayan servido, y si tienes alguna duda puedes ponerte en contacto con nosotros aquí.