¿Cuándo te pueden embargar la casa?

¿Miedo a perder tu vivienda por una deuda? Te contamos cuándo te pueden embargar la casa y cuándo no es posible hacerlo.

cuando te pueden embargar la casa" alt="portada">

Un embargo de la vivienda es uno de los mayores miedos que puede tener una persona, ya que significa quedarse en la calle y que todo el tiempo que llevas pagando un préstamo hipotecario con tu esfuerzo haya sido en vano. En el post de hoy te contamos cuándo te pueden embargar la casa y cuándo no está permitido que tomen esa medida. ¡Empezamos!

New Call-to-action

Tranquilo, no te pueden embargar la casa por una deuda con el teléfono

Ni con la compañía de luz, ni de agua, ni una multa de tráfico, ni por no poder pagar el plazo de tu TV nueva. Recordemos que un embargo es sólo una medida cautelar para garantizar el cobro de una deuda y que la ley intenta que esta carga no sea mayor de soportar de lo que exige la garantía de cobro de la deuda. Es por ello, que fija unos límites y prohíbe explícitamente que se embarguen bienes cuyo valor supere la cantidad de la deuda

Textualmente, el artículo de la LEC declara que: «No se embargarán bienes cuyo previsible valor exceda de la cantidad por la que se haya despachado ejecución, salvo que en el patrimonio del ejecutado sólo existieren bienes de valor superior a esos conceptos y la afección de dichos bienes resultare necesaria a los fines de la ejecución».

Antes de embargar tu casa, empezarían por embargarte otro tipo de bienes como la nómina, el coche… Así que tranquilo, una deuda pequeña no va a dejarte en la calle. 

Entonces, ¿en qué ocasiones me pueden embargar la casa?

El primer y motivo más común por el cual pueden embargarte la casa es por un impago de tu préstamo hipotecario. En el momento en que se dejan de pagar las cuotas establecidas mensualmente, se inicia un proceso en que, si no se lleva a cabo la subsanación de la deuda en un período establecido, culminará con el embargo de la vivienda. 

Desafortunadamente, un impago hipotecario no es la única situación que puede quitarte tu vivienda. Si tienes una deuda personal cuyo valor asciende al de tu casa o no tienes en tu patrimonio bienes con un valor igual – vamos, que tu casa es lo único que tienes -, también puedes verte en la situación de que te embarguen. 

Ahora ya sabes cuándo debes sufrir por un posible embargo de tu casa. Para no verte en esta situación procura mantener una buena salud financiera estando siempre al corriente de todos tus pagos y teniendo ahorros para los malos tiempos que puedan venir. 

Si te encuentras en una situación económica delicada en la que tus bienes materiales están en peligro, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Disponemos de un equipo de profesionales experimentados que pueden aconsejarte y asesorarte sobre qué hacer en todo momento. 

New Call-to-action