Tarjetas contactless: Ventajas y Seguridad

Todo lo que necesitas saber sobre las tarjetas de crédito contactless. Cómo funcionan, su sistema de seguridad y la forma de pagar a través del teléfono móvil

Las tarjetas de crédito, débito y prepago son métodos de pago muy utilizados alrededor de todo el mundo, y justo por ello las entidades bancarias se apresuran en añadir características y funcionalidades de vanguardia para proteger y facilitar su uso en el día a día. Como la tecnología contactless, que permite el pago sin entrar en contacto con el TPV.

Si has llegado a este texto porque no sabes lo que son las tarjetas contactless o porque dudas de su seguridad, estás en el lugar adecuado. A continuación te detallaré todas las características de este tipo de tarjetas con el objetivo de que, cuando termines de leer, todas tus dudas estén resueltas.

¿Qué son las tarjetas contactless?

tarjetas contactless

Las tarjetas contactless cuentan con una tecnología que permite realizar compras acercando la tarjeta al terminal punto de venta de cada comercio, sin necesidad de introducirla en el TPV o pasarla por un lector de bandas magnéticas, únicamente de manera inalámbrica, y sólo introduciendo el PIN para compras de gran volumen.

En el caso de querer usar la tarjeta contactless para sacar dinero del cajero automático sí que habrá que introducir el código secreto de la tarjeta por cuestiones de seguridad pues, aunque la tecnología permitiría hacerlo sin el código, se quiere evitar que un extravío o robo de la tarjeta tenga consecuencias fatales para el usuario.

Esto ocurre porque la tarjeta dispone de un chip interno que está equipado con NFC (Near Field Communication), que es una tecnología de comunicación inalámbrica de corto alcance y alta frecuencia que permite que se produzca una comunicación entre dos dispositivos. En 2018, casi el 80% de las tarjetas bancarias que se encuentran en el mercado funcionan con tecnología contactless.

Según datos aportados por Mastercard, hasta un 57% de las transacciones que se producen en España se llevan a cabo con tarjetas contactless, y esa es una cifra que supera en hasta 9 puntos la media de la Unión Europea. Este dato evidencia que la popularidad de este sistema está en auge, aunque todavía queda mucho camino por recorrer y muchas dudas de los usuarios que disipar en materia de seguridad.

¿Cómo funcionan las tarjetas contactless?

Realizar un pago mediante una tarjeta contactless es muy fácil. Simplemente es necesario acercar la tarjeta al terminal punto de venta justo en la zona donde aparece el símbolo del pago sin contacto. Con que coloquemos la tarjeta a unos 3 o 4 centímetros del aparato será más que suficiente para que la detecte. Es aconsejable pedir al dependiente que nos prepare el TPV para tal situación, tecleando antes el importe a pagar para, a continuación, pasar la tarjeta por el mismo.

De la misma forma ocurre cuando se intenta sacar dinero con esta funcionalidad, pues en lugar de introducir la tarjeta en el cajero automático, simplemente hay que acercarla al lugar indicado para que, a partir de ese mismo momento, la máquina recoja nuestros datos y nos permita operar tras haber introducido el código PIN correspondiente.

Sin embargo, hay otras particularidades cuando se usa la tarjeta contactless a la hora de comprar productos y servicios. Dependiendo del importe a pagar, el terminal punto de venta pedirá o no la introducción del pin para autorizar la operación:

  • Para compras superiores a los 20 €: si la compra es superior a los 20 euros, el terminal pedirá que se introduzca el código PIN de la tarjeta para autorizar la operación.
  • Para compras inferiores a los 20 €: si la compra es inferior a los 20 euros, el terminal no pedirá el código PIN y se llevará a cabo la transacción sin más acciones, facilitando así la adquisición rápida de bienes y servicios.

Ventajas

Como ya hemos ido comentando hasta este momento, las tarjetas contactless disponen de diversas ventajas a tener en cuenta a la hora de usarlas en el día a día, pues facilitan en gran medida las acciones de compra de bienes y servicios. Las ventajas más importantes son:

  • Compras más rápidas: Se acabó lo de sacar la tarjeta, introducirla en el TPV y teclear siempre el PIN o realizar la firma. Con las tarjetas contactless se puede ejecutar la compra simplemente pasando la tarjeta por encima del terminal. Si el pago a realizar es inferior de 20 €, no es necesario confirmar la operación introduciendo el código PIN.
  • Posibilidad de uso en cualquier establecimiento: El hecho de que la tarjeta sea contactless no significa que no pueda funcionar de modo habitual. De esta manera, aunque estemos comprando en un establecimiento sin un TPV con tecnología NFC, podemos pagar introduciendo la tarjeta en el terminal.
  • Seguridad total: Contrariamente a lo que se piensa, las tarjetas contactless son totalmente seguras. El hecho de que se puedan pagar compras por cantidades inferiores a 20 € sin PIN hace que la gente desconfíe de que le puedan robar dinero sin que se de cuenta. Sin embargo, para ejecutar esta acción de compra, la tarjeta debe estar a menos de 3 centímetros de distancia, el terminal debe estar conectado, debe tener cobertura y debe disponer de una cantidad de dinero inferior a 20 € marcada en el TPV. Además, si tenemos activado el sistema de notificación de compras, siempre estaremos informados de todas las acciones que se hagan con la tarjeta contactless.

¿Es seguro pagar con tarjetas contactless?

como proteger tarjeta contactless

Por supuesto. Realizar cualquier tipo de transacción bien a través de una tarjeta contactless o desde el teléfono móvil es tan seguro como usar la tarjeta de la forma tradicional. Los bancos ponen a disposición de los clientes todas las medidas de seguridad posibles y los seguros asociados para evitar y compensar cualquier tipo de fraude. Además, existen diferentes medidas de seguridad concretas que pueden prevenir cualquier tipo de robo, extravío o uso fraudulento:

  • Aviso mediante SMS o notificación mediante app: muchas entidades financieras ofrecen el servicio de avisar mediante SMS o notificación en app cada vez que se produce cualquier tipo de operación. Puede incluso establecerse un mínimo de cantidad a partir de la cual avisar al usuario. De esta manera se puede saber en todo momento qué operaciones se están haciendo con la tarjeta.
  • Seguros antifraude: disponer en tu tarjeta de un seguro antifraude permite estar a salvo de cualquier tipo de incidencia que pueda producirse en su uso.
  • Límite de uso: es posible establecer para la tarjeta contactless un límite de uso diario para controlar las operaciones que se hagan bajo esta funcionalidad.

¿Nos pueden robar con una tarjeta contactless?

El riesgo siempre existe con cualquier tipo de tarjeta, y en el caso de las contactless no es una excepción. Sin embargo, por todos los motivos que hemos enumerado anteriormente, es altamente improbable que se pueda producir un robo de dinero por culpa de la tecnología NFC de esta tarjeta. Además, se pueden adoptar medidas de seguridad extra para evitar esta situación, como los anteriormente señalados límites de uso o avisos mediante SMS.

¿Qué tipos de tarjeta usan la tecnología contactless?

En pleno año 2019, todos los tipos de tarjetas existentes puedes disponer de la funcionalidad contactless, pues nada tiene que ver el método de pago que tenga en sí la tarjeta en cuestión con pagar sin contacto.

  • Tarjetas de crédito: Las tarjetas más usadas a la hora de financiar pequeñas compras o de llevar mensualmente las transacciones ordinarias para pagarlas a final de mes. Estas tarjetas disponen de tecnología contacless que permite realizar las transacciones de forma rápida y segura.
  • Tarjetas de débito: Destinadas a controlar el gasto al usar únicamente el dinero disponible en le cuenta corriente del usuario, estar tarjetas también pueden disponer de tecnología contactless para pagar o sacar dinero del cajero sin introducir la tarjeta en el lector.
  • Tarjetas prepago: Las más seguras y restrictivas de todas, estas tarjetas deben recargarse para poder ser usadas, pues no están asociadas a ninguna cuenta bancarias. Ideales para comprar a través de Internet, también cuentan con tecnología contactless.
  • Tarjetas revolving: Estas tarjetas son similares a las tarjetas de crédito, sólo que el sistema de pago por defecto permite aplazar las compras en el mismo instante de pagar. También disponen de tecnología contactless, por supuesto.

Pagar con tarjeta a través del teléfono móvil. La otra alternativa contactless

Además de pagar de forma inalámbrica a través de las tarjetas contactless, también es posible hacerlo a través del móvil usando la misma tecnología NFC. Esta funcionalidad también está presente en los denominados smartphone, y por ello muchas entidades financieras han posibilitado durante los últimos tiempo el pago a través de estos dispositivos.

Para ello, si la entidad financiera dispone de este servicio, simplemente es necesario descargar la aplicación correspondiente. De esta manera, y al introducir los datos de identificación necesarios, será posible realizar transacciones sin sacar la tarjeta de la cartera, sino simplemente pasando el móvil por el terminal punto de venta.

También existe la posibilidad de descargar una aplicación que pueda aglutinar todas las tarjetas que se dispongan, eligiendo en cada momento aquella con la que se desea hacer la transacción. Las aplicaciones más conocidas en este sentido son Samsung Pay, Apple Pay y Google Pay. Con todas estas aplicaciones es posible incluso sacar dinero del cajero sin tarjeta.