Baja voluntaria y paro: ¿es posible cobrarlo?

¿Te preguntas si puedes cobrar el paro tras dejar el trabajo voluntariamente? Aquí te lo contamos todo sobre baja voluntaria y paro.

Baja voluntaria y paro" alt="portada">

Poder cobrar el paro es una de las razones por las que quienes trabajan no abandonan su puesto de trabajo de manera voluntaria. Es probable que alguna vez te hayas planteado dejar tu empleo, pero hayas tenido la duda de si tras una baja voluntaria podrías cobrar el paro. A continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre baja voluntaria y paro.

New Call-to-action

¿Qué es una baja voluntaria?

La baja voluntaria se produce cuando una persona decide abandonar su puesto de trabajo por voluntad propia, es decir, la empresa no decide rescindir el contrato. En estos casos las condiciones del cobro del paro cambian, siendo distintas a si es la empresa la que decide despedir al trabajador o trabajadora. 

La pregunta más habitual cuando alguien se plantea dejar el trabajo es si, por el hecho de hacerlo voluntariamente, se puede o no cobrar el paro. La respuesta a esta pregunta es que generalmente tras una baja voluntaria no se puede cobrar el paro

Sin embargo, hay algunas excepciones, por lo que es importante que conozcas las condiciones en las que tienes derecho a cobrar el paro. Vamos a resolver algunas de las dudas más habituales.

¿Cuáles son las condiciones para cobrar el paro?

La legislación establece que para cobrar el paro se debe estar en situación legal de desempleo. Esta es la situación laboral en la que estás cuando te despiden de tu puesto de trabajo, pero no cuando te das de baja de manera voluntaria. Esta es la razón por la que no existe el derecho automático a cobrar el paro.  

¿Hay excepciones en las que se pueda cobrar el paro después de una baja voluntaria?

Sí, aunque por lo general no se tiene derecho al paro después de darse de baja de manera voluntaria, existen algunas excepciones

Una de estas excepciones es cuando alguien deja de trabajar de manera voluntaria, pero por razones relacionadas con la empresa, como por ejemplo en casos de malas condiciones de trabajo, de acoso laboral o de movilidad geográfica. 

Otra manera de darse de baja voluntariamente y cobrar el paro, es encontrar otro trabajo y que te despidan o no superes el periodo de prueba. En este caso, para cobrar el paro esto debe suceder mínimo 3 meses después de la baja voluntaria

¿Se puede perder el paro acumulado en el trabajo anterior?

No, el tiempo del paro no se pierde, ni en caso de despido ni si te marchas voluntariamente del puesto de trabajo. El SEPE guarda los últimos 6 años cotizados y no utilizados. Es decir, si no los utilizas, tienes guardado el paro durante los 6 años después de dejar de trabajar.

En cuanto a la cuantía que cobras de paro, cómo se calcula con los últimos 180 días cotizados, si ese segundo empleo está peor pagado que el primero, la cantidad que cobrarás de paro será inferior.
Esperamos haber aclarado todas tus dudas sobre la baja voluntaria y paro, y que te hayan quedado claros los supuestos en los que es posible cobrar el paro tras abandonar un puesto de trabajo voluntariamente.

New Call-to-action

Recuerda que si necesitas consejo sobre cómo gestionar tus finanzas, incluido el cobro del paro, puedes contactarnos y te ayudaremos en lo que necesites.