¿Qué es una línea de crédito?

Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre las líneas de crédito. Ventajas, inconvenientes y diferencias con préstamos y microcréditos

Cuando hablamos de cuestiones de dinero, la terminología bancaria suele hacer más complicado aspectos que no lo son tanto. Ocurre con el concepto línea de crédito, que en las siguientes líneas pasaremos a explicar.

¿Qué es una línea de crédito?

Una línea de crédito es una cantidad de dinero determinada que la entidad financiera pone a disposición del usuario durante un tiempo determinado. Ese dinero, naturalmente, es del propio banco, con lo que el cliente debe devolver la cantidad empleada en el plazo indicado. Dependiendo de la cuantía y del tiempo necesario para devolverlo, los intereses serán más altos o más bajos.

La característica principal de una línea de crédito es que el cliente siempre podrá echar mano del dinero dispuesto en ella, cuidando en todo momento que no se hayan superado los límites establecidos en el plazo de tiempo acordado. Por ejemplo, en una tarjeta de crédito puede haber una línea de crédito mensual de 2.000 € que se renueva cada treinta días.

linea de credito

¿Qué diferencias hay entre una línea de crédito y un préstamo?

Aunque en la definición anterior haya podido quedar claro, es habitual pensar que una línea de crédito y un préstamo son lo mismo, pero no es así. El préstamo tiene la particularidad de que el banco entrega la cantidad del dinero fija al inicio de la operación, teniendo el cliente que devolverla en un plazo de tiempo y unos intereses pactados de antemano.

A continuación, te detallamos todas las diferencias:

  • En un préstamo todo el dinero se entrega al principio, mientras que en una línea de crédito el dinero está disponible para su uso dentro de un tiempo determinado y que, pasado un tiempo, tienes que devolver para que se vuelva a renovar.
  • El préstamo no se puede renovar, mientras la línea de crédito sí.
  • Generalmente, un préstamo aporta más cantidad de dinero de golpe que una línea de crédito.
  • Los tipos de interés de un préstamo suelen ser más bajos que los de una línea de crédito.
  • Los intereses en un préstamo se empiezan a pagar desde el momento en el que se entrega el dinero, mientras que en la línea de crédito únicamente cuando se echa mano del capital disponible en ella.
  • El plazo de devolución de un préstamo suele ser superior al de la línea de crédito.

¿Qué diferencias hay entre una línea de crédito y los microcréditos?

También suelen existir dudas al respecto de los microcréditos y la línea de crédito, y de nuevo en este caso existen diferencias importantes que es importante recordar para usar cada producto financiero en el escenario adecuado.

Aquí te explicamos las diferencias entre línea de crédito y microcréditos:

  • Solicitando un microcrédito sueles tardar menos tiempo en recibir el dinero que con una línea de crédito.
  • Las exigencias de la entidad financiera son menos con los microcréditos que con la línea de crédito.
  • Los intereses de los microcréditos son mucho más elevados que los de la línea de crédito.
  • Con los microcrédito únicamente pagas por el dinero que has solicitado, mientras que en la línea de crédito puedes hacerlo también por el disponible, aunque no lo llegas a usar.

Ventajas e inconvenientes de la línea de crédito

Como todo producto financiero, la línea de crédito tiene ventajas e inconvenientes que es conveniente conocer para entender si es la opción correcta para cada situación:

Ventajas

  • Flexibilidad para disponer del dinero de forma inmediata, pues en cualquier momento el usuario puede echar mano del capital disponible en la línea de crédito.
  • Comodidad para usar el dinero como si fuera el de la propia cuenta corriente, teniéndolo siempre disponible para afrontar cualquier eventualidad.
  • Salvavidas para cubrir un problema de dinero repentino, pues siempre estará la línea de crédito disponible para solucionar el asunto, aunque en la cuenta corriente no dispongas de dinero en ese momento.

Inconvenientes

  • Costes moderadamente elevados por disponer de la línea de crédito y devolver el dinero en diferentes plazos. Los intereses de la línea de crédito son mayores que los de los préstamos, por lo que su uso más allá de para un problema puntual, puede ser penalizado con grandes intereses.
  • Costes también por el dinero no utilizado, aunque no suele ser lo más habitual.
  • Menor capital disponible que en un préstamos, pues la línea de crédito suele estar limitada en ese aspecto a cambio de ser más versátil el hecho de acceder a ella.

ventajas e inconvenientes linea de credito

¿Para quién está pensada la línea de crédito?

La línea de crédito es un producto financiero que está pensado, principalmente, para empresas y autónomos, ya que puntualmente tendrán la necesidad de llevar a cabo un desembolso de dinero y es posible que no dispongan de dinero en caja para realizarlo. 

Un ejemplo puede ser el de tener que pagar las nóminas a los empleados cada mes. Si en ese momento la empresa o el autónomo no tiene dinero en caja, la línea de crédito puede ser la solución para pagar al personal mientras espera que los clientes acaben abonando las deudas pendientes.